logo

Bienvenido a
Evolution Clinic

Fisioterapéutas, especialistas en estética y expertos en masaje californiano.
Nuestro horario
Lunes - Viernes 09:00AM - 21:00PM
Sábado - Domingo CERRADO
Galería

Lun - Vie: 10:00 - 21:00 • Sáb - Dom: Cerrado

Av. República Argentina, 36 • León

987 264 324

Arriba
 

Fisioterapia oncológica

Evolution Clinic
Evolution Clinic / Servicios / Fisioterapia oncológica

El objetivo de la fisioterapia oncológica es ayudar a la recuperación y mejorar la calidad de vida de los pacientes después del cáncer, es importante actuar de forma precoz para que los resultados sean óptimos.

El fisioterapeuta tiene un papel muy importante en los problemas relacionados con la cirugía, la quimioterapia y las secuelas derivadas  de la enfermedad por ejemplo:

  • Linfedema.
  • Problemas de la piel
  • Contracturas.
  • Adherencias.
  • Fatiga.
  • Perdida de equilibrio.
  • Dolor.

Para ello existen diferentes tratamientos, quizá el más específico es el drenaje linfático manual (DLM), para el tratamiento del linfedema, que se produce al extirpar los ganglios linfáticos acumulándose líquido intersticial en el miembro del mismo lado de la intervención, provocando un aumento de su tamaño.

El riesgo de desarrollar linfedema  es impredecible y el estilo de vida juega un papel muy importante. No suele desarrollarse de forma brusca, por lo que los primeros síntomas pueden ser sensación de pesadez en o endurecimiento de algunas zonas. También aumento del perímetro y dificultad en la movilización. Conocer estos primeros síntomas puede evitar el agravamiento posterior del linfedema, ya que permite instaurar un tratamiento precoz de fisioterapia y los ejercicios linfocinéticos.

Existen diferentes técnicas que profesionalmente nos pueden ayudar a mejorar esta secuela pero el principal método a elegir es el DLM. Podría definirse como una serie protocolizada de maniobras manuales muy suaves que, basadas en un profundo estudio de la anatomía y fisiología del sistema linfático, y se realizan con el fin de drenar o desplazar la linfa que se encuentra estancada a territorios linfáticos sanos para favorecer su evacuación normal.

La quimioterapia deja también consecuencias a nivel de la piel,  produciendo hiperpigmentación y deshidratación. La hiperpigmentación puede deberse a la activación de la formación de melanina producida por algunos agentes quimioterápicos, en cuyo caso el problema se agrava por la exposición solar. Por otra parte la sequedad y deshidratación se produce por la proliferación cutánea incrementada que producen los tratamientos. Para ellos existen tratamientos faciales específicos para prevenir y tratar estas consecuencias que consiguen unificar el tono en casos de hiperpigmentación e incrementar la captación de líquido por la piel y reducir la descamación por deshidratación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies