Para lucir mejor tu piel

EL ORDEN CORRECTO DE APLICACIÓN DE LOS COSMÉTICOS

El orden de aplicación de los productos cosméticos altera el resultado del objetivo que estamos buscando

Estudios recientes afirman que la mitad de las españolas no conocen el orden de aplicación de sus productos cosméticos. Este en un hecho que compruebo a diario en mi centro, preguntas como ¿qué aplico antes el serum o la crema? o ¿cuándo se aplica la protección solar?, son muy habituales.

El orden de aplicación de los productos cosméticos altera el resultado del objetivo que estamos buscando ya que, de no hacerlo correctamente, los principios activos no penetran de forma eficaz, disminuyendo su efectividad.

Nosotras, como expertas en cosmetología, explicamos que siempre hay que aplicar el producto de menor a mayor densidad.
Si ponemos en primer lugar un producto con una textura muy densa hace de tapón para la penetración del más ligero. Este se quedaría en la superficie de la piel, dificultando que los activos lleguen a niveles mas profundos.

ORDEN DE APLICACIÓN DE CADA PRODUCTO
  1. LIMPIADORES FACIALES: Por la mañana y por la noche. Imprescindible para eliminar las partículas no deseadas como acúmulos de la contaminación y la eliminación de las células muertas que se descaman diariamente. Aplicar los productos de tratamiento con la piel limpia de impurezas aumenta su eficacia.
  2. TÓNICOS Y LOCIONES: Son soluciones acuosas con propiedades astringentes, hidratantes exfoliantes… se aplican con la ayuda de un disco de algodón a toques con la piel limpia y seca.
  3. CONTORNO DE OJOS Y DE LABIOS: La piel del contorno de ojos es más sensible y delicada que la del resto del rostro. Además, tiene tendencia a la deshidratación y a la aparición de bolsas, ojeras y arrugas de expresión.
    Con la piel limpia y seca, aplicamos el contorno de los ojos. De esta forma protegemos esta zona más delicada evitando irritaciones, debido al resto de productos que aplicaremos a continuación, a veces, demasiado activos para esta
    zona delicada.
  4. SERUM Y AMPOLLAS: Pueden ser hidratantes, seborreguladores, antioxidantes, despigmentantes, exfoliantes etc. dependiendo de la piel, el objetivo de la rutina, la edad de la persona, o la tolerancia de su piel. Además de la función específica que tengan estos productos, potencian la efectividad de la crema que se vaya a utilizar a continuación.
  5. CREMA ESPECIFICA Y TRATAMIENTOS COMPLEMENTARIOS: En función del tipo de piel, podemos aplicar desde un producto con textura más fluida a una crema con un alto contenido en lípidos. En este caso, debemos tener especial cuidado en las pieles con tendencia grasa, ya que esta puede taponar los poros y aumentar el sebo en la piel. Los productos de cuello y escote. Estas zonas más olvidadas pero que también envejecen presentan manchas, arrugas y flacidez.
    Existen productos con principios activos específicos, como por ejemplo para el tratamiento de la acumulación de grasa en el mentón (papada o doble mentón) o las arrugas y manchas en el escote entre otros.
  6. PROTECCIÓN SOLAR: Siempre después de la crema hidratante y antes del maquillaje.

 

¿TIENES EN CASA MUCHOS COSMÉTICOS, PERO NO
SABES CÓMO APLICARLOS O PARA QUÉ SIRVEN EXACTAMENTE?

Consúltame tu caso, estaré encantada de ayudarte, puedes escribirme a: 

evolutionclinic@evolutionclinic.es

Eva Granda González.

Fisioterapeuta Experta en Estética Avanzada.

www.evolutionclinic.es 

Dejar un comentario

siete + 16 =