Todo lo que debes conocer
Antes de hacerte un tratamiento reductor

Se dice que el cuerpo de verano se trabaja en invierno, y aunque cada vez son más las personas que cuidan su cuerpo durante todo el año lo cierto es que con la llegada del buen tiempo se produce un aumento de los tratamientos de estética.
Eliminar los quilos de más, reducir volumen de zonas localizas como en el abdomen y cartucheras o mejorar la celulitis, son algunos de los programas más demandados.
Los tratamientos reductores son muy efectivos, ayudan a perder centímetros a corto plazo y trabajan zonas localizadas rebeldes a las dietas y el ejercicio.
Pero hay que tener en cuenta algunos aspectos para conseguir los resultados deseados…

 

6 CLAVES PARA APROVECHAR AL MAXIMO TUS TRATAMIENTOS⠀⠀

⠀⠀⠀⠀⠀⠀
1. Déjate asesorar.

 

Muchas veces me preguntan sobre posibles resultados de un tratamiento reductor que a una amiga le ha funcionado, que han leído en alguna revista o visto en las redes sociales. Cada uno de nosotros tiene un cuerpo con características únicas y particulares y lo que le funciona a otra persona, quizá no sea lo que tú necesitas.

Mi propia metodología, basada en el diagnostico fisio estético, me permite evaluar a la persona de una forma global, buscando el origen del problema. Diferenciar los tipos de celulitis, si hay retención de líquidos o el nivel de flacidez ya sea muscular o tisular es vital para la prescripción de un programa único y personalizado que garantice resultados rápidos y duraderos.

2. Alimentación equilibrada, baja en grasas y en azucares.

Tanto mientras se está realizando el programa de tratamiento como una vez finalizado se deben cambiar ciertos hábitos alimenticios. Existen técnicas muy efectivas para eliminar el volumen localizado como la cavitación, pero si se sigue ingiriendo más calorías de las que se gasta, será más complicado el mantenimiento de los resultados obtenidos.

 

3. Beber agua es también imprescindible. ⠀

Ayuda a aumentar el gasto energético de nuestro cuerpo, produce un efecto saciante, elimina líquidos y toxinas acumuladas. Es recomendable tomar la mayor cantidad de agua en la mañana ya que los sistemas de drenaje están más activos.

 

4. Ejercicio físico.

Vale más ser constante que realizar un día mucho ejercicio y el resto de la semana nada. No hay excusas para caminar 30 minutos al día, subir las escaleras de casa, mantenernos activos, tener una postura erguida…son gestos sencillos pero que nos permiten quemar un número determinado de calorías. Es importante saber que se necesita siempre realizar un mayor consumo que ingesta de calorías.

 

5. Cremas reductoras, anticelulíticas y suplementación oral.

Son efectivas sobre todo cuando las combinamos con el tratamiento en cabina. Estos ayudan a la penetración de los principios activos cosméticos a capas más profundas, aumentando su acción.  Ser constantes en su aplicación es vital para obtener un buen resultado. Te ayudan a drenar, acelerar el metabolismo de las grasas, reducir volumen localizado, luchar contra la celulitis o la flacidez…. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

6. Mantenimiento de los resultados.

Una vez alcanzado el objetivo, mi recomendación es realizar una sesión de recordatorio al mes, de esta manera se mantienen los resultados a lo largo del tiempo.

Conseguir ser la mejor versión de nosotros mismos es posible, cuidando nuestra alimentación, realizando ejercicio y disfrutando de tratamientos en cabina que nos aporten una ayuda extra para combatir la flacidez, el acumulo de grasa localizada o la celulitis.

Si tienes alguna duda o quieres más información sobre tratamientos reductores, escríbeme a evolutionclinic@evolutionclinic.es

 

Eva Granda González. Fisioterapeuta Experta en Estética Avanzada. Directora de Evolution Clinic www.evolutionclinic.es

Dejar un comentario

siete + 14 =